lunes, 20 de abril de 2009

A diez años. Una mirada en el presente Parte 2

México, Huelga, Universidad!!!

Paradójicamente, hicimos nuestro el título del plan Barnés, "Universidad responsable, sociedad solidaria". Por responsabilidad con el presente, por coherencia con el pasado y por obligación con el futuro, decenas de miles de estudiantes iniciamos la Huelga más larga y más desgastante en la historia de la UNAM el 20 de abril de 1999. Recuerdo bien a “Súper Huelga” bailando en la explanada de Rectoría cuando se izaba la bandera rojinegra en el primer minuto de ese día. Para ese momento, 26 de las 36 escuelas y facultades ya habían estallado la Huelga y la Asamblea Estudiantil Universitaria tomó el muy recordado nombre de Consejo General de Huelga (CGH).

Quizá una las escenas más recordadas durante el transcurso de ese día fue la de Máximo Carvajal, director de la Facultad de Derecho, y su oposición al movimiento y al diálogo. Al anochecer, se le acabó el teatro y Derecho también estalló la huelga. Así empezaron las brigadas de Prepas, CCH’s y Facultades a parecerse a un ejército de hormigas en nuestro laberinto citadino, en lo que fue una gran muestra de vitalidad y compromiso de los estudiantes y de las asambleas, con una sorprendente respuesta de distintos sectores de la sociedad. En este contexto es como se desarrolla la primera gran marcha del CGH el día 23 de abril, en la ruta que va del Casco de Santo Tomás al Zócalo, en la cual participaron más de 70 mil estudiantes. Desafortunadamente, nuestros muertos iban en aumento al morir atropellada, cuando se dirigía a su casa después de la marcha, Alejandra Trigueros Cruz, del CCH Oriente y que apenas contaba con 18 años.

En esta primera etapa de la Huelga la vitalidad y el apoyo social al movimiento se hace evidente cada vez que los estudiantes tomaban las calles, en marchas que resultaban concurridas y a las que se sumaban trabajadores, sindicatos y sobre todo, amas de casa y población. Entre estas podemos contar la efectuada el día primero de mayo a la cual el CGH se integró; la efectuada el 12 de mayo de Tlatelolco al Zócalo en demanda de la solución de su pliego petitorio, a la que acudieron 90 mil personas, de las cuales casi 75 mil son estudiantes, y otra más el día 21 con la ruta Museo de Antropología – Zócalo.

Una de las estrategias que le dio legitimad al movimiento fue abrir la participación a la sociedad. Así, el día 27 de mayo el CGH realiza la Consulta Metropolitana por la Educación en los cuales de emitieron 650 935 votos en alrededor de 2300 casillas, con el consenso de eliminar las Cuotas en la UNAM y el cumplimiento del pliego petitorio del CGH. Además, a mediados de mayo, durante el Tercer Encuentro Nacional de Estudiantes, el CGH es respaldado por 33 universidades del país, y entre los resolutivos del encuentro se encuentran el de manifestarse por la gratuidad de la educación, ampliación del presupuesto, democratización de las instituciones educativas y el rechazo a la privatización del patrimonio cultural. Se constituye la Coordinadora Nacional de Estudiantes.

La demanda de diálogo público y abierto por parte de las asambleas de cada escuela y facultad se emitió desde febrero. La primera respuesta de Barnés se da ya durante la huelga, para ser precisos el 27 de abril, pero con la condición de que este no fuera público. Es decir, a la usanza de la clase gobernante. Por supuesto que esta respuesta fue rechazada por el CGH. Es en estos primeros días que inicia el proyecto de radio del CGH, la Ke- Huelga, con una potencia limitada a Ciudad Universitaria y zonas cercanas.

Desde el principio, Rectoría apostó al desgaste del movimiento para lo cual adoptó diversas estrategias, con miras a reducir el apoyo estudiantil y social al CGH. Un primer paso lo dio con la apertura de clases extramuros, aduciendo el riesgo de que se perdiera el semestre. Las sedes fueron parques, burdeles, iglesias, fábricas abandonadas. En el caso del CCH Vallejo, estas se dieron, en un principio, e bodegas ubicadas afuera del metro Valle Gómez, mismas que ponían en riesgo la seguridad de los alumnos. Como la respuesta del comité de Vallejo fue exitosa, en una segunda etapa las clases extramuros se trasladaron alrededor del metro Nativitas. No faltaron testimonios denunciando la presión de los maestros en la calificación de los alumnos para que asistieran “voluntariamente”. En lugar atender las demandas que mantenían cerrada la Universidad, las autoridades optaron por comprometer la calidad de la enseñanza y a la división estudiantil a través de las condicionantes en las calificaciones.

Otra estrategia fue aparentar voluntad de diálogo (¡Qué gesto de hipocresía, fue justamente la cerrazón al diálogo de Barnés y su séquito la que provocó la Huelga!). Creó una Comisión de Encuentro, sin carácter resolutivo, para buscar un dialogo “incluyente y propositivo”, es decir, más allá de la representación de los huelguistas. Así, las propuestas se recibirían por fax o en la Casa del Académico. ¿Acaso no ubicaba la dirección del CGH? Además, dejo en claro que el Reglamento General de Pagos no se retiraría pero podría ser modificado. Vieja estrategia, aparentar voluntad al diálogo para aislar al movimiento, pero con la firme intención de no ceder en su proyecto de privatización de la Universidad. Lógicamente, hubo algunos remitentes dentro del CGH que dieron acuse de recibo a la estrategia de rectoría. Sin embargo, por mayoría se acordó no dar pie a los planes de las autoridades.

Profundizando su estrategia, Rectoría da carácter resolutivo a la comisión nombrada a mediados de mayo a lo cual el CGH respondió con la exigencia de que se le reconociera como interlocutor, con la cancelación de las clases extramuros y el cumplimiento del pliego petitorio para levantar la Huelga. No aceptando lo anterior, y ante la negativa de acabar con las actividades extramuros, Rectoría elimina de facto la posibilidad de diálogo público, abierto y resolutivo con el CGH como interlocutor. Más desprecio, más negación, más apariencia… lo mismo que llevó a la Huelga.

Por supuesto, la represión no faltó en la estrategia de las autoridades. Además de los enfrentamientos con el aparato de seguridad de la UNAM en las clases extramuros, comienza la intimidación a los participantes del movimiento mediante secuestros como el del compañero Israel Flores Aguilar de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia, o con la detención de 24 huelguistas que acudieron a impedir las clases extramuros en la "sede alterna" del plantel Vallejo. Después de varias horas de prisión y debido a la movilización del CGH, el Ministerio Público de la agencia 17 los pone en libertad. Los hechos del día 26 de mayo, en que son encontrados documentos de espionaje político en las instalaciones de la Dirección General de Protección a la Comunidad, por más de 400 estudiantes, que deciden llevarse la información contenida en la papelería. Por lo que Brigido Navarrete y Gerardo Dorantes, calumnian a 7 estudiantes acusándolos ante la 32 Agencia del MP por robo y despojo de más de un millón de pesos, pues según ellos habían sustraído equipo electrónico, incluido el sistema de alarma sísmica de CU.

Ante el creciente apoyo popular a la Huelga de los estudiantes de la UNAM, y ante las constantes acusaciones de Barnés al CGH de negarse a dialogar, el día 3 de junio presenta la propuesta de modificación del Reglamento General de Pagos, estableciendo que las cuotas semestrales tendrán el carácter de "aportaciones voluntarias", subiendo el monto del costo de los exámenes extraordinarios, propuesta que sería aprobada al día siguiente por el Consejo Universitario.

Después de conocer la propuesta y de discutirla en las asambleas de cada escuela, el día 8 de junio en la Asamblea del CGH, 27 escuelas rechazan el nuevo reglamento de pagos, al mencionar que la Huelga no estalló “para regatear con el rector sobre cosas que sí se cobran y cuáles son, si se cobra más o menos. Estallamos la huelga en defensa de la gratuidad de la educación pública en nuestro país". De los otros puntos del pliego el rector no hizo referencia. Por tanto, el CGH acordó desconocer al rector como interlocutor y exigir su renuncia.

Realidades. Amanecer Rojinegro. Producido por Canal 40

video

No hay comentarios: